¿Ruedas o Ventanas?

Ruedas y ventanas de Lego con una división diagonal

Hace unos días con unos amigos surgió un debate muy serio.

 

Nos preguntamos qué habrá más en este mundo, ¿ruedas o ventanas?

 

Te parecerá un pregunta ridícula pero en un grupo de millenials con un poco de alcohol y…

 

Es un debate serio.

 

Argumentos iban y venían de cada lado como un fuego cruzado.

 

Que si: hablemos de autos, buses y camiones.

 

Decían los que iban por las ruedas.

 

Que si: Todo lo que nombraste tiene más ventanas que ruedas y ni siquiera hemos contado los rascacielos, ¿Cuántas ventanas crees que tiene el Burj Khalifa, ah?.

 

Decían los de las ventanas.

 

Yo estaba en el team ruedas y argumenté por las bicis, patines, patinetas y hasta rodamientos (con esos últimos creo que igualé al chiquillo que nombró el Burj Khalifa).

 

Era una discusión acalorada que nos mataba de risa a ratos.

 

No solo por lo ridícula que era.

 

Sino porque a medida que un bando argumentaba mejor, desafiaba al bando contrario…

 

Que al sentir la presión, buscaba con todo detalle dentro de su imaginario de donde sacar más ruedas o más ventanas para probar que los otros estaban equivocados.

 

La discusión no llegó a un acuerdo.

 

Y eso me hizo pensar que la mayoría de las personas intentan convencer a través de riña, de demostrar por la fuerza que YO tengo razón.

 

En lugar de persuadir, se anclan en:

 

“Mírenme, mírenme, tengo razón, importo más que tú”.

 

Al hacer esto la única respuesta que generan en la otra persona es la de buscar (por la fuerza también) argumentos que demuestren que no es cierto, que no tienes razón.

 

Y así no se persuade a nadie de nada.

 

Ni de que te compre, ni de que te contrate.

 

Ni siquiera de que en el mundo hay más ruedas que ventanas.

 

Por eso, si te encuentras argumentando por la fuerza que tienes razón…

 

Detente.

 

Respira un poco y empieza a pensar cómo puedes cambiar la postura de defensa del otro por una de comodidad y aceptación.

 

Si no sabes cómo hacer ese cambio hacia la aceptación.

 

Abajo puedes encontrar algunas ideas.